Tras su paso por la dirección de grandes cabeceras como las de YoDona o Grazia y tras la publicación de “Puta no soy” y “¡Socorro, soy abuela! La historia de mi nieta, mi hija y la madre que la parió”, Charo Izquierdo se embarca en uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera, la internacionalización de la pasarela Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

¿Cuándo y por qué el interés por la moda?

Cuando yo empecé a trabajar todavía estaba estudiando, estaba en segundo de carrera, empecé a hacer entrevistas con 18 años. La primera entrevista que hice fue a Gloria Fuertes, yo tenía mitificado el periodismo, me veía como corresponsal de guerra, ¡nunca pensé en la moda!

Pero haciendo colaboraciones a la par que estudiaba me vi escribiendo para la revista Dunia, una revista que mezclaba la actualidad, los temas de mujer… que no hablaba de empoderar a las mujeres porque por aquel entonces no se había acuñado ese término pero que actuaba como tal. Yo nunca me especialicé en moda, lo hice en prensa femenina, lo que ahora llamamos “estilo de vida”. A partir de ahí me fui metiendo hasta darme cuenta de que ya estaba ahí, tan solo trabajé de forma ocasional fuera de “mujer” para una revista de viajes y otra de grandes reportajes. De resto, ha sido todo dentro del mundo de la mujer y el estilo de vida, por eso la moda.

Con el tiempo, como directora de revistas, la moda y la belleza eran parte muy importante de nuestra actividad, de nuestras relaciones públicas. Y casi sin darme cuenta he acabado como directora de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

Existen dos corrientes de opinión dispares entorno a la comunicación de moda. Por un lado, están quienes desvirtualizan a los profesionales del sector, por otro, los fashion lovers. ¿Qué opinas de cada una?

La comunicación es la comunicación, la comunicación es igual para política que para moda o motor. Hace unos años se minusvaloraba al periodista digital pero el periodista es bueno o malo, da igual el ámbito en el que se desarrolle. Con respecto a moda o mujer es cierto que durante muchos años estas revistas cambiaron la estética de otras publicaciones, influyendo en medios de comunicación importantes, como los suplementos dominicales.

¿Cómo se fragua la reciente dirección de Mercedes Benz Fashion Week Madrid? ¿Cómo te enteras de todo?

Pues no lo sé, supongo que pensaron en mí porque me conocían bastante de la época, sobre todo, de YoDona. Cuando dirigí YoDona tenía infinitas reuniones con Ifema, fuimos nosotros quienes, por así decirlo, empezamos a “activar” los stands de las revistas. Pasamos de un stand en el que repartir las publicaciones a stands donde hacíamos sesiones fotográficas o lo que se nos ocurriera, le dimos vida a los stands. Eso me obligó a ir mucho por Ifema a hablar, pedir, negociar, y bueno… imagino que entre eso y que yo en aquel entonces no estaba dirigiendo ninguna revista sino escribiendo pensaron en mí. También es cierto que siempre he tenido un profundo respeto a la moda española y que siempre desde los puestos de dirección en los que he estado la he intentado defender dándole su lugar.

“La AMBICIÓN ES LA DEL DÍA A DÍA, LA DEL TRABAJO BIEN HECHO, LA DE BUSCAR LA EXCELENCIA, LA DE PONER A ESPAÑA EN EL MAPA DE LA MODA.”

En la pasada edición de MBFWM hubo cambios notables, sobre todo las ausencias de diseñadores como Francis Montesinos o Maya Hanssen, ¿qué consecuencias han acarreado?

Parto de la base de que hay que tener siempre memoria, el pasado te ayuda a construir el presente. Memoria, respeto, admiración y cariño. Pero no creo que haya que darle mayor importancia. La pasarela no es algo en lo que entras y no sales más, o en donde si sales ya no hay lugar de nuevo. En la edición 66, por ejemplo, no estuvo Juanjo Oliva, pero en enero lo vimos de nuevo sobre la pasarela con un desfile maravilloso. En la pasarela nadie es funcionario, nadie tiene un cheque para toda la vida, pero no pasa nada, hay diseñadores que no están en una temporada pero sí están en la siguiente.

También ha habido cambios de fecha, enfoques y retos. La nueva dirección busca con ellos la internacionalización de la pasarela, ¿nos sorprenderá julio?

Si sale una cosa que tengo en la cabeza y que ya estoy negociando sorprenderemos con algo muy gordo que aún no puedo decir. Lo que sí puedo adelantar es que estamos trabajando con el comité de sostenibilidad para que uno de los diseñadores haga un desfile bajo los parámetros de la sostenibilidad gracias a nuestro acuerdo con Ecoembes. En julio queremos convertir Madrid en la fiesta de la moda, queremos darle ese carácter festivo y de pasarlo bien.

Charo Izquierdo | IFEMA, Pablo Mesegar

¿Veremos un front row más especializado con nombres como el de Anna De lo Russo o Suzy Menkes?

Claramente ése es uno de los objetivos finales. Cuando hablamos de internacionalización hablamos de salir fuera pero también de que los de fuera se fijen en nosotros. El día que alguna de ellas acuda a nuestra pasarela diré “¡bueno, ya lo he hecho!”.

En la edición de enero aumentaron los desfiles que se celebraban fuera de Ifema, ¿seguiremos viéndolos en próximas ediciones?

Sí, me parece algo muy positivo, pero hay que señalar que esos desfiles ya existían, yo lo único que he hecho es meterlos dentro del calendario.

Las grandes industrias trabajan siempre bajo sinergias, ¿lograremos ver un trabajo de equipo entre diseñadores, pasarelas, medios de comunicación e instituciones?

Ése es el gran reto. Para que esto funcione necesitamos un trabajo en equipo. Necesitamos que la unión entre Ifema y los diseñadores funcione bien, y funciona de maravilla, necesitamos la sinergia con los medios de comunicación, que los medios pongan en valor la moda española, no solo los medios generalistas sino las revistas de moda, necesitamos que la industria trabaje con los diseñadores. Y ya, si el Gobierno se implica y entiende que la moda es la mejor bandera que puede tener la marca España ganaremos todos.

Hemos recogido de otras entrevistas entrecomillados como “seguir como estábamos o intentar mejorarlo” y “mirar hacia arriba en busca de más”, ¿hasta dónde llega la ambición de Charo Izquierdo?

No veo el horizonte. La ambición es la del día a día, la del trabajo bien hecho, la de buscar la excelencia, la de poner a España en el mapa de la moda. Sin duda, es esa mi gran ambición, poner a España en el mapa de la moda.

¿Qué opinas de la nueva tendencia en pasarela del “see now buy now”?

Que no se pueden poner puertas al campo. Estamos viendo pasarelas en las que las estaciones no están tan marcadas, unas pasarelas más eclécticas, que incluyen pieles en verano, por ejemplo. El cambio climático afecta a la moda claramente y quizá eso favorezca a esa nueva tendencia de vender de una forma prácticamente inmediata sin necesidad de esperar a “la temporada”.

La de enero fue una edición de retos. El de Charo Izquierdo y MBFW internacionalizar la pasarela, el de los diseñadores, cerrar colecciones de lujo en un tiempo récord. ¿Qué sensaciones se tiene “a toro pasado”?

Sensaciones muy agradables, creo que no me equivoco al decir que ha sido una edición magnífica, los diseñadores han cumplido con su reto y hemos encontrado notables mejoras en la forma de comunicar desde el gabinete de prensa de cada uno de ellos. No puedo olvidar la periodista que soy, mi faceta de comunicadora, en Ifema hay un gabinete de comunicación buenísimo pero faltaba que el mensaje lo dieran también los diseñadores.

¿Nos vemos en Julio?

Seguro, segurísimo.

Charo Izquierdo | IFEMA, Pablo Mesegar
Paola Bonilla