Los paisajes, el clima, la biodiversidad, las playas, las ciudades. El conjunto natural y urbano de las Islas Canarias ha sido siempre un destino turístico único en Europa. Pero en los últimos años hay un nuevo sector que marca en el mapa a las Islas Afortunadas, un sector capaz de traer directamente desde Los Ángeles a actores de prestigio como Matt Damon, Chris Hemsworth o Brad Pitt. Este último, elogió su paso por Gran Canaria en el preestreno de Allied, destacando el cariño de la gente. En Hollywood ya se empieza a hablar de Canarias.

Rodaje en el Teide de Doctor Who (BBC)

No solo es el paisaje lo que atrae a las grandes producciones, sino que desde hace años las islas cuentan con unas ventajas fiscales únicas en Europa. Así se definen en la página web de la Gran Canaria Film Commission (grancanariafilm.com), en la que encontramos que las empresas audiovisuales canarias que se encarguen de producciones extranjeras deducen un 35% del gasto hasta un tope de 4,5 millones de euros. Para producciones nacionales este porcentaje aumenta hasta el 40%.

De Hollywood a Canarias

Los rodajes en Canarias ya han formado parte de la vida cotidiana en lugares tan recónditos como Playa de Santiago, en La Gomera. El mar que baña sus costas sirvió de representación del océano pacífico, y las ruinas de antiguas casas de pescadores sirvieron como aldea ecuatoriana en el rodaje de In The Heart of the Sea, dirigida por Ron Howard.

Rodada entre octubre y diciembre de 2013, supuso para la isla una inyección económica sin precedentes. Hablar con un periodista de The Guardian o un productor de la Warner era lo común en una localidad de tan solo mil habitantes, al igual que ver pasear a Chris Hemsworth, Ron Howard o Tom Holland sin ningún tipo de presión, con esa calma que brindan a los visitantes los pequeños pueblos canarios.

Mucho más multitudinaria fue la llegada de Brad Pitt y Marion Cotillard a Las Palmas de Gran Canaria, que recibió encantada a unos actores que a día de hoy siguen alabando el cariño que le otorgaron los isleños. La presencia de los actores apenas duró 4 días, pero las dos semanas previas supusieron la preparación de las localizaciones para rodar la película, lo que dejó en la isla una cifra de entre 10 y 20 millones de euros. La isla representaba un Marruecos en plena Segunda Guerra Mundial.

El director estadounidense Robert Zemeckis y Brad Pitt, en un momento del rodaje en la calle Nuñez de la Peña de la capital Gran Canaria. QUIQUE CURBELO (EFE)

Santa Cruz de Tenerife se convirtió también en set de rodaje para la quinta película de la saga Bourne, protagonizada por Matt Damon. Uno de sus productores alabó la diversidad de paisajes con los que la isla contaba en tan poco espacio, lo que daba la oportunidad de recrear lugares del mundo muy alejados entre sí. La capital tinerfeña “protagonizó” el papel de Atenas y Beirut, que en esta ocasión tenían la peculiaridad de ser lugares en plena oleada de manifestaciones y en los que las calles eran auténticos campos de batalla.

El cine español también tiene cabida en las islas

En las islas también han tenido cabida producciones nacionales de gran renombre como Palmeras en la Nieve. La producción española estuvo durante 10 semanas en la isla de Gran Canaria en 2014, y visitó pueblos tan pintorescos como Teror. En esta ocasión, la isla represento la Guinea Española.

Finca Osorio, uno de los escenarios de Palmeras en la nieve (Gran Canaria)

Los últimos de Filipinas es una producción española que trata la resistencia de los últimos soldados de la colonia española, que fue representada por la localidad de Santa Lucía. Dos meses de intenso rodaje brindaron la oportunidad a los grancanarios de conocer a actores de renombre como Luis Tosar y Ricardo Gómez.

Star Wars en Fuerteventura

Sin embargo, una de las pruebas más importantes para Canarias está por llegar, ya que parte del spin-off de la saga Star Wars que trata la juventud del mítico personaje Han Solo, se rodará en la isla de Fuerteventura. Los paisajes desérticos servirán para representar alguno de los planetas de la galaxia de este mundo fantástico.

Imagen del campamento base instalado en Cañada de la Barca, en el municipio sureño de Pájara, para acoger a los actores y personal del metraje.

Canarias es, sin duda, un reflejo de lo que un pequeño territorio puede representar. Marruecos, Atenas, Guinea, el Océano Pacífico, Ecuador, e incluso, otros planetas, hacen de las islas uno de los mejores platós de cine del mundo.

¿Dónde será el siguiente lugar al que nos trasladen los directores de Hollywood?

 

Jorge Vaquero